Puntos clave en la elección de un Sistema de Gestión Energética

Lo primero a la hora de instalar un sistema de Gestión energética (SGE) es tener claro los puntos de consumo que se van a monitorizar, así como los actuales equipos de telemedida de los que dispone la organización, de esta manera se conoce la dimensión del proyecto que se va a realizar, y las condiciones del entorno que le influyen tales como temperatura, humedad e incluso la meteorología del lugar

Una vez estudiadas las opciones que nos ofrece el mercado, lo lógico es seleccionar una herramienta que nos permita trabajar con la mayor flexibilidad posible, y sin necesidad de utilizar ningún hardware concreto, ya que esto incrementará los costes iniciales, y seguramente, con el tiempo, la plataforma también requiera evoluciones en el hardware que obligará a renovar los equipos. Habrá que tener en cuenta también, que las expectativas de futuro de una empresa siempre irán enfocadas a su crecimiento, por lo que deberemos buscar una solución tecnológica que además de flexible sea escalable, y que facilite el trabajo en los entornos multi-sede.

Este tipo de herramientas es muy útil, ya que permite la monitorización de los consumos en tiempo real, sin necesidad de tener que esperar por las facturas para conocer los avances de las medidas de ahorro adoptadas, pudiendo así realizar un continuo seguimiento de las auditorías energéticas y valorar realmente la evolución de las decisiones tomadas. En este punto, es vital que el software de gestión energética permita una personalización total al usuario a la hora de la generación de informes, permitiendo estudiar aquellos valores sobre los que se espera influir. Igualmente, es muy útil, que la herramienta deje crear dashboards a medida del cliente, y que este pueda modificarlos basándose en los objetivos que busque. En este aspecto, SMARKIA Monitor, permite una personalización total de la plataforma, ofreciendo al cliente obtener aquella información más relevante en su gestión energética.

A parte de ayudar a las auditorías energéticas, existe la posibilidad, en aquellos SGE basados en la ISO 50001, que además de detectar oportunidades de ahorro, permite un seguimiento y verificación en la implantación de medidas basándose en la ISO. Este es el caso de SMARKIA 50001, la única plataforma hasta la fecha que realiza el seguimiento del 100% de los puntos que marca la ISO 50001, dando opción a las empresas a cumplir con el Real Decreto 56/2016 sin necesidad de efectuar una auditoría energética.

​En la monitorización, es de vital importancia la selección de indicadores para realizar las labores de seguimiento y verificación de las medidas adoptadas por la empresa, lo recomendable para ello sería efectuar un análisis de regresión, incluyendo el impacto del consumo base y de cada una de las variaciones que afectan al cosumo. Esto tiene tanta importancia como la selección de la herramienta o de las políticas de ahorro, ya que si escogemos indicadores que nos puedan llevar a error como pudieran ser los ratios, esto echará por tierra todo nuestro trabajo.

Otra de las posibilidades que ofrecen los sistemas de monitorización, es el cálculo de los ahorros conseguidos, teniendo siempre en cuenta aquellas variables externas que influyen de forma positiva o negativa en los consumos, y que escapan al control de la organización. No solo se pueden calcular los ahorros, también existe la posibilidad de conocer los consumos futuros mediante las líneas base, para lo cual, únicamente necesitaremos conocer los consumos durante un periodo de referencia, y el impacto de las variables anteriormente citadas en ese espacio de tiempo, calculando así los ahorros futuros debidos a las mejoras implantadas, indiferentemente del clima, la producción, o cualquier otra variable que afecte de manera relevante a la empresa.

La plataforma SMARKIA aporta estas y otras muchas funciones que ayudan a optimizar los consumos dentro de la organización. Es por ello, que se sitúa entre las opciones favoritas de los grandes consumidores de energía a la hora de gestionar y disminuir los costes energéticos. Además de monitorizar los consumos, con ella la empresa puede cumplir con la normativa ISO 50001, lo cual evita a la empresa realizar las auditorías energéticas al cumplir ya de esta forma con el Real Decreto 56/2016.

Inditex
CBRE
Repsol
Vestas
Central Lechera Asturiana