Primeros pasos en la monitorización de la energía

Monitorizar los consumos energéticos de las instalaciones permite conocer dónde, cuándo y cómo se consume la energía, de manera que conociendo estos datos se pueden llevar a cabo todas aquellas medidas efectivas y necesarias para optimizar los consumos y reducir la factura energética de la organización.

Pasos en la implantación

Lo primero para poder llevar a cabo un seguimiento y estudio de los consumos con un sistema de monitorización energética, es necesario contar con las dos partes necesarias en el proceso:

  • Hardware o dispositivo de medición con el que recoger los datos de consumo.
  • Software de eficiencia energética para el almacenamiento e interpretación de los datos previamente recogidos.

En cuanto al hardware, el ejemplo que todos conocen es el contador fiscal, que mide el consumo energético global de cualquier instalación, incluso en las viviendas. El problema de estos dispositivos es que miden toda la energía que entra en la instalación, y de nada sirve conocer el consumo total si no se puede asignar de manera más concreta a los diferentes puntos o procesos sobre los que llevar a cabo acciones concretas de ahorro energético. Por ello, la monitorización de los consumos precisa contar con medidores en los principales procesos de la organización, los cuales variarán en función del tipo de empresa o industria que se quiera monitorizar, y del grado de detalle se desee alcanzar. Para el diseño del sistema de recogida de datos, se buscará un equilibrio entre los ahorros potenciales y la inversión que conlleve el mayor o menor detalle de medición de la instalación.

Monitorización consumo luz

Con los medidores colocados, en funcionamiento y recogiendo los datos de consumo energético o de aquellas variables que se desee monitorizar (número de personas, productos elaborados, horas, grados, etc.), estos deberán conectarse con una plataforma de monitorización energética, donde los datos se mostrarán de manera muy visual e intuitiva para simplificar su estudio, análisis y la búsqueda de aquellas medidas de eficiencia y ahorro energético que mayores ahorros permitan obtener dentro de la organización.

Qué parámetros se deben medir

Los datos que deben seguirse dentro de una organización para implantar medidas de ahorro energético varían en función del tipo de organización o industria, ya que cada proceso tiene sus propias circunstancias y consumos energéticos, por lo que es importante que la plataforma pueda adaptarse a las necesidades de cada usuario.

El software de gestión energética SMARKIA cuenta con una gran capacidad de personalización, de manera que el usuario de la plataforma puede trabajar con datos que realmente le resulten útiles. Por ejemplo, el Dashboard de SMARKIA permite al usuario personalizarlo completamente con:

  • Información relevante y visual para su análisis, como gráficos con consumos, costes, variables, o cualquier parámetro que sea relevante en la monitorización energética.
  • Pudiendo comparar consumos actuales con los de periodos anteriores.
  • O realizar aquellos cambios necesarios para obtener la información precisa en cada momento.
  • No solo se trata de consumos, un sistema de gestión energética siempre debe permitir la medición de cualquier variable relevante para la monitorización de la energía.
  • Además de contar con información personalizada dentro de la plataforma, también es importante poder contar con informes personalizados para difundir dentro de la organización haciendo partícipes a todos del proceso de ahorro energético, de manera que no solo se vean implicados quienes estén directamente implicados en el proceso.

La optimización energética con el software de monitorización

La vigilancia constante debe verse reforzada con herramientas o funciones que permitan automatizar procesos repetitivos, de manera que la herramienta aporte un ahorro energético y un ahorro de tiempo, mejorando la eficiencia en la gestión, disponiendo de más tiempo para lo realmente importante y necesario. Ejemplos de estas automatizaciones pueden ser la programación de informes periódicos o la elaboración de alarmas que avisen si existe algún fallo técnico en la estructura de medición, o si hubiera una desviación en los consumos. Para esto último, es muy importante el cálculo de líneas base. Estas se obtienen mediante complejos procesos matemáticos y el uso del big data, de manera que la plataforma calcula el consumo energético que debiera ser en función de la actividad que se esté realizando en cada momento. El control de los consumos y aquellos parámetros relevantes, evita que haya sorpresas en las facturas.

El software de gestión energética, no debe limitarse a ofrecer únicamente los datos de consumo energético, si no toda aquella información y valores relevantes en el análisis de los consumos energéticos de la organización, como pueden ser las tarifas, contratos, suministros, informes o variables y constantes con los que poder estudiar e incluso comparar los consumos.

Un ejemplo muy claro de lo anterior es el uso de variables y constantes relacionadas con los consumos, pudiendo ver la relación entre el consumo energético y determinadas variables influyan o con las que comparar consumos y rendimientos dentro de la empresa o con otras. Con SMARKIA puede monitorizarse cualquier variable susceptible de ser medida como puede ser el número de trabajadores, los m2, el número de productos elaborados, las horas de trabajo, etc. De esta manera se pueden establecer comparaciones dentro de la propia empresa (comparando por ejemplo el desempeño energético entre dos líneas productivas) o para comparar rendimientos respecto a los consumos medios del sector.

Cómo monitorizar los resultados de las mejoras implementadas

La mejor manera de conocer el alcance real de las mejoras implantadas en la organización en materia de ahorro energético es mediante:

  • La monitorización de indicadores adecuados y su comparación con periodos anteriores.
  • Pudiendo contrastar así el grado de cumplimiento de los objetivos y de la planificación establecida de las medidas de ahorro energético.
  • Y la reducción de los consumos lograda, así como de los costes económicos que de ellos se derivan.

En este aspecto, SMARKIA permite la elaboración de Dashboards personalizados, donde incorporar gráficos con los parámetros recogidos de la instalación, y contrastar los valores del momento actual ya con las acciones de mejora energética, con los datos históricos de consumo. De esta manera se podrán valorar perfectamente los resultados de dichas acciones

De manera muy visual se podrá observar también la optimización en los consumos mediante el uso de líneas base, que permiten ver representado gráficamente el consumo que teóricamente debería haber en las condiciones dadas, basado en los datos históricos. Esta función permite detectar variaciones en el consumo, de manera que, si la organización logra ahorros con la implantación de las diferentes medidas, aumentará la distancia entre la línea del consumo actual, y la línea base, por lo que habrá que actualizarla una vez se consoliden estas medidas de ahorro.

Estas son algunos de los primeros pasos en el uso de un software de monitorización energética para conocer los consumos de la organización, localizar los puntos sobre los que poder llevar a cabo mejoras que permitan ahorros energéticos y poder hacer un seguimiento de los mismos, así como su posterior control para que las mejoras perduren en el tiempo. Por ello, el uso de la plataforma SMARKIA Monitor en cualquier proceso de ahorro energético resulta de gran ayuda al aportar los datos de consumo en tiempo real y llevar el seguimiento de las medidas aplicadas para poder seguir trabajando la eficiencia energética en función de los resultados sobre los consumos de la organización.

Inditex
CBRE
Repsol
Vestas
Central Lechera Asturiana