La importancia de la monitorización energética en los centros deportivos

Generalmente las empresas no tienen muy claro lo que consumen y mucho menos de qué forma se está consumiendo la energía. En aquellas empresas en las que el consumo es muy significativo, como en el caso de los centros deportivos, se suele tener un buen control a nivel de coste, pero la mayoría no tienen un control sobre el uso de la energía, lo que no les permite imputar correctamente esos costes, ni buscar mejoras de eficiencia.

Actualmente debido a la tendencia de aumento de los costes energéticos, cada vez son más las empresas que consideran rentable dedicar un mayor esfuerzo a la gestión energética ya que los ahorros, en términos económicos, pueden llegar a ser muy significativos, sobre todo en aquellas empresas y organizaciones donde los costes energéticos tienen una mayor peso en sus costes de funcionamiento. Disponer de datos que permitan saber qué está pasando, cuál es el consumo energético en cada momento, es clave para saber hacia dónde enfocar los esfuerzos de mejora del desempeño energético. 

Monitorización centro deportivo

A continuación se expone un caso en el que la monitorización energética ha sido clave en la reducción de costes:

Caso:

Tras un periodo de toma de datos y mediciones en las instalaciones energéticas de la empresa, el auditor realiza una propuesta de medidas de ahorro que justifica a través de un informe detallado en relación a los ahorros anuales que se conseguirán.

Los datos recogidos atribuyen a las bombas de depuración de la piscina el coste energético más elevado (Consumo electricidad), por lo que se establece que serán uno de los primeros objetivos para la implementación de mejoras de eficiencia energéticas. Además haciendo uso de las gráficas y datos de consumo de la herramienta se puede ver cómo la potencia de las bombas no varía entre la noche y el día.

En los centros deportivos con piscina climatizada, mantener unas condiciones de higiene y salubridad en el agua es imprescindible y por ello es necesario disponer de un sistema de depuración que funcione de forma constante.

Los elementos clave de los sistemas de depuración son las bombas de circulación. Es habitual encontrarse con instalaciones que por su antigüedad o bien por la reducción de costes no presenten bombas de caudal variable que permiten la adecuación del caudal circulante a las necesidades de la piscina.

Una de las propuestas es la instalación es la compra de nuevas bombas, pero dado que se trata de una inversión importante, una de las mejoras que se implementan es la colocación de variadores de frecuencia en las bombas de caudal fijo ya existentes que regulen la velocidad de depuración del fluido. De esta forma, mediante un variador de frecuencia se puede reducir la velocidad de circulación del fluido durante el día y aumentar durante la noche cuando las condiciones económicas del contrato eléctrico son más favorables

En el caso estudiado, una bomba con una potencia nominal de 60 kW, durante el día (donde el coste de la electricidad es más elevado) mediante el variador de frecuencia se redujo la potencia hasta los 42-45 kW, trabajando durante las noches a plena carga, en torno a los 60 kW. Mediante esta implementación se podría llegar a un ahorro del 20% en el consumo energético de la bomba.

Para un centro deportivo medio, donde el consumo eléctrico estaría entre los 1.200-1.300 MWh, la implementación de una medida de este tipo podría conllevar un ahorro de entre 8.000-9.000 €/Año.

Gracias a la monitorización, se consigue detectar cuál es la causa real del problema y la solución apropiada: optimizar los variadores de frecuencia en las bombas de caudal fijo ya existentes para beneficiarse de la tarificación que resulta más favorable al centro.

Eficiencia consumo en piscina

 

Con este ejemplo se ha podido observar la importancia de la monitorización energética en los centros deportivos para conseguir una mayor eficiencia. Los beneficios de las herramientas de monitorización se pueden resumir en:

·         Facilidad para detectar todo tipo de problemas en las instalaciones, en el mismo momento en que se producen.

·         Conocer las causas de los problemas detectados, como base para determinar las soluciones que han de ponerse en marcha.

·         Atajar los problemas de forma inmediata, evitando que el derroche energético se traduzca en un incremento importante de la factura energética.

·         Evaluar la marcha de las mejoras de ahorra energético llevadas a cabo.

·         Detectar posibles desviaciones de los ahorros previstos, con incidencia en el periodo de retorno de la inversión.

·         Actuar para corregir las desviaciones y llegar a los objetivos de ahorro fijados.

·         Facilitar la gestión de los presupuestos de gasto energético.

 

 

Inditex
CBRE
Repsol
Vestas
Central Lechera Asturiana