La gestión energética para el Director Financiero

En las empresas, la figura del Director Financiero, persigue la manera de mejorar la rentabilidad de las mismas. Esto incluye por supuesto, todo lo relacionado con la materia de control y gestión de los costes energéticos, así como las medidas de eficiencia y los ahorros que con ellas se logren. Un correcto trabajo en materia de eficiencia energética puede lograr unos consumos controlados, reduciendo los costes, aumentando la rentabilidad y los márgenes de la empresa de una forma sostenida y constante.La dirección financiera en la gestión energética

Hoy en día, las empresas tienen una gran dependencia energética, debido fundamentalmente al elevado consumo eléctrico de la enorme cantidad de dispositivos electrónicos con los que se trabajan de diariamente. Y es que, los consumos energéticos y eléctricos se encuentran entre las principales partidas económicas de las organizaciones, junto con los recursos humanos. Este peso en los presupuestos, hace que un control de estos costes, logre importantes ahorros y una mejora en los resultados de la empresa. Aspecto imparte para el Director Financiero. Por ello, una inversión en medidas de eficiencia energética puede lograr una reducción de estos consumos de hasta un 30%, percibiéndose una mejoría ya en los primeros meses, aunque es un proceso de constante optimización y mejora.

¿Realmente compensa? Basándonos en nuestra experiencia de más de 20 años en el sector energético, es cierto que el potencial de ahorro con la implantación de medidas de ahorro de energía, suele ser en torno al 15-30% de los consumos actuales, teniendo en cuenta que la inversión que conlleva un software de gestión energético está por debajo del 10% del consumo de la organización, esto garantiza una rentabilidad de la inversión siempre que se sigan de manera correcta y constante las medidas de eficiencia energéticas. Lo cual pasa por monitorizar los consumos energéticos, la elaboración de informes personalizados con la información detallada de los diferentes consumos y la implantación de políticas energéticas para la organización, para lo cual es muy útil contar con una herramienta como SMARKIA 50001.

Cuando quiera comenzarse con las medidas de eficiencia y el ahorro energético, lo que debe hacerse desde la Dirección Financiera de la empresa, es solicitar al gestor energético o departamento interno correspondiente, un informe completo de la situación actual, así como las opciones de mejora y el presupuesto detallado de todo ello. Ese informe completo de la situación de le empresa puede hacerse de diversos modos, como por ejemplo con una auditoría de eficiencia energética. Pero una de las formas más concisas y exactas es la utilización del big data por medio de un software de gestión energética. Además, con esta herramienta, tanto el gestor energético como la dirección de la empresa o la figura del Director Financiero, podrán ver y medir tanto la situación actual, como realizar un seguimiento la evolución que vayan teniendo los consumos con las mejoras que se pongan en marcha. Y todo ello sin necesidad de hacer grandes inversiones en hardware, porque SMARKIA trabaja con todos los distribuidores del mercado y no precisa una instalación concreta. Ya con esa información, los siguientes puntos a tratar es la localización de los potenciales ahorros y cómo se lograrán los mismos. Y ya, por último, llega el seguimiento y control de dichas medidas, así como de los ahorros que traen con ellas. En este aspecto vuelve a ser muy útil la utilización de un sistema de gestión energética que permita la monitorización en tiempo real de aquellas variables energéticas como por ejemplo el precio kWh, el cálculo de líneas base, la elaboración de informes personalizados y todas aquellas opciones que permitan lograr aquellas medidas de eficiencia energética y de ahorro que se marquen.

Inditex
CBRE
Repsol
Vestas
Central Lechera Asturiana