La gestión de la energía en Europa

La Unión Europea está viendo como dentro de sus estados miembros aumenta la demanda energética, los precios de la energía y la contaminación medioambiental, cuyos efectos cada vez son más visibles como en el caso de las grandes ciudades. Es por eso, que a nivel energético la UE lleva a cabo una estrategia energética basada en la seguridad de abastecimiento, la competitividad y la sostenibilidad. De forma que se garantice a los ciudadanos y empresas un suministro energético seguro, asequible y respetuoso con el medio ambiente.

La eficiencia energética se centra en la tecnología, el equipamiento o la maquinaria usada, ya que el uso eficiente de la tecnología puede permitir conseguir con menos energía el mismo rendimiento o realizar las mismas tareas. Y junto con el modo de actuar de las personas, con actitudes más eficientes, se logrará un ahorro energético en las organizaciones y empresas que repercutirá de manera positiva en el conjunto de la sociedad.Gestión energética europa

¿Por qué eficiencia energética?

  • El consumo de energía mundial está creciendo.
  • El coste de la energía se está incrementando.
  • Reducir la dependencia energética de los mercados en el exterior.
  • Frenar el cambio climático.

Regulación

Para lograr unos objetivos globales debe elaborarse un marco normativo sobre la eficiencia energética de manera que los agentes tengan unas referencias a las que ajustarse a la hora de llevar a cabo su actividad.

Tratado de Lisboa

El Tratado de Lisboa sitúa desde el año 2007 a la energía en el centro de la actividad económica de la Unión Europea, tratando de establecer las pautas para un mercado energético interno, y mejorar el medio ambiente, de forma que:

  • Asegure el funcionamiento del mercado energético.
  • Proporcione seguridad en el suministro eléctrico de los países miembros.
  • Promueva la eficiencia energética, el ahorro de energía y nuevas formas de energías renovables.
  • Potencie la interconexión entre los estados miembros.

Este tratado marca la hoja de ruta de la energía hacia el año 2050, donde se persigue reducir las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de entre el 80% y el 95% respecto a los niveles de 1990. Esto resultará con:

  • Un sistema energético con menores tasas de carbón.
  • Una mayor eficiencia energética en los procesos.
  • Una clara apuesta por las Energías Renovables.
  • Inversión para la mejora de instalaciones y de los servicios.
  • Una seguridad en los suministros. Sobre todo, para el uso de las renovables.

Directiva para la Eficiencia Energética (2012/27/EU)

Con esta Directiva lo que se pretende es establecer un marco común para fomentar la eficiencia energética dentro de la Unión Europea, de forma que se asegure alcanzar el objetivo de un ahorro del 20% para 2020 y que estas mejoras perduren y se vean reforzadas por otras. Todo ello, mediante el uso de energía más eficiente en todo el proceso energético. Todo ello para establecer una serie de medidas como:

  • Establecer un objetivo indicativo nacional de eficiencia energética.
  • Permitir el acceso gratuito a datos de consumo en tiempo real y a los históricos.
  • Renovación de edificios para reducir sus consumos.
  • Generar energía más eficiente.

Directiva sobre Seguridad Industrial (2009/125/CE)

Esta normativa incluye todo lo relacionado con el ecodiseño o el diseño ecológico en aquellos productos relacionados con la energía (motores, electrodomésticos, calderas, etc.) y por lo que se ha obligado a estos productos a contar con etiquetados energéticos.

Reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero

Para la Unión Europea, una de las prioridades es evitar los peligros del cambio climático, de manera que se está tratando de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero estableciendo límites a las emisiones, buscando la estabilidad del mercado o estableciendo medidas de apoyo

Objetivos para 2020

  • Reducir el 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Que al menos el 20% de la energía que se consuma provenga de fuentes de energía renovables.
  • Aumentar un 20% la eficiencia energética

Objetivos para 2030

  • Al menos, reducir el 40% de las emisiones de gases nocivos.
  • Consumir al menos un 27% de energía procedente de fuentes renovables en el entorno global.
  • Incrementar mínimo un 27% la eficiencia energética.

¿Cómo se va a lograr?

  • Estableciendo límites máximos en las emisiones.
  • Vinculando estos esfuerzos a otros de cada nación.
  • Evitando las “fugas de carbono”. De esta manera las disminuciones serán reales.
  • Elaborando medidas de apoyo a todo lo anterior.

​Y para todo ello, es necesaro contar con una herramienta que permita conocer y gestionar todo los datos relacionados con los conumos energéticos. No solo eso, también establecer políticas energéticas en las organizaciones, definir objetivos, metas y acciones a realizar para reducir y optimizar consumos, costes y emisiones de gases nocivos. SMARKIA 50001 es la herramienta con la que la organización podrá gestionar todo ello siguiendo punto por punto la norma ISO 50001, pudiendo incluso certificarse en la misma si se desea.

 

Inditex
CBRE
Repsol
Vestas
Central Lechera Asturiana