Facturas Inteligentes: Cómo conseguir el máximo ahorro en la factura eléctrica

Una parte importante del presupuesto de las empresas y organizaciones está destinado a costear sus necesidades energéticas. Ajustar el gasto en energía supone aumentar la rentabilidad, y poder destinar recursos a otras áreas del negocio de mayor interés. Por eso oímos hablar constantemente de eficiencia energética, consumir menos, ahorrar energía…

Ahorrar costes energéticos Ahorrar energía

Sin embargo, y aunque a priori pueden parecerlo, no es lo mismo ahorrar costes energéticos que ahorrar energía. Es evidente que si conseguimos consumir menos, conseguiremos también reducir el gasto en energía, pero no necesariamente para reducir el gasto energético tenemos que consumir menos.

Se puede ahorrar mucho, en términos no estrictamente energéticos, sino monetarios, adaptando las características de suministro energético contratadas (la potencia y/o tarifa) a nuestras necesidades reales de energía, o contratando indexado en lugar de a precio fijo. O dicho de otro modo, una contratación mal gestionada nos puede hacer perder sumas importantes de dinero.

Hoy más que nunca, en base a los cambios que está sufriendo el mercado, es crucial tener todo esto bajo control, y asegurarnos de que nuestras facturas energéticas se ajustan al mínimo importe posible. En definitiva, es necesario cerciorarnos de que no estamos pagando de más.

Por ejemplo, el término de potencia es el precio que se paga por la potencia contratada. Es un coste fijo, por kilovatio y día, que no depende del consumo. Contratar una potencia sobreestimada implica que el término de potencia engrose nuestras facturas sin necesidad. Sin embargo, dado que los excesos de potencia se pagan con penalizaciones económicas importantes, contratarla por debajo de nuestras necesidades energéticas no interesa en absoluto.

Se trata de dar con el valor justo de potencia que nos haga pagar lo mínimo, una vez compensados costes fijos de término de potencia y excesos de potencia. No es fácil. Hay que hacer cálculos de lo que habríamos pagado según nuestro patrón de consumo si la potencia hubiera sido otra. Más complejo aún, requiere hacer una previsión de lo que pagaremos en el futuro si nuestros patrones de consumo energético cambian.

Por otro lado, las tarifas de suministro fijan los precios de la energía que consumimos. Existen diferentes tarifas con precios distintos según los tramos horarios en los que se produce el consumo. Es necesario conocer nuestra demanda energética, en qué momentos del día es mayor o menor, para seleccionar la tarifa que nos va a hacer pagar menos por la energía que consumimos.

Al igual que en el caso de la potencia, la labor no es sencilla: es necesario contar con datos históricos de cuánto y cuándo consumimos, simular facturas bajo distintos supuestos de tarifa contratada, prever consumos y costes ante escenarios futuros.

Por último, el mercado nos ofrece la posibilidad de contratar energía a precio fijo o a precio indexado al pool, lo que requiere hacer análisis en cada caso de qué resulta más rentable.

Y aquí la complejidad se multiplica, ya que además de necesitar simular y prever escenarios, como en los casos anteriores, a diferencia de estos ya no partimos de un precio fijo con el que hacer nuestros cálculos. Hay que tener la capacidad de simular cuánto habríamos pagado y cuánto pagaremos a partir de precios que están cambiando constantemente, hora a hora.

Dada la dificultad del tema, está claro que necesitamos contar con herramientas que nos ayuden a realizar todos estos cálculos y previsiones, en definitiva, que nos permitan gestionar bien nuestros contratos energéticos y tener la certeza de no pagar un céntimo de más.

 

Factura SMARKIA

Las Facturas Inteligentes de SMARKIA son un conjunto de herramientas totalmente novedosas diseñadas específicamente para realizar esta función. De la forma más sencilla que puedas imaginar, tendrás la posibilidad de:

  • Simular tus facturas energéticas con diferentes potencias y tarifas en diferentes escenarios de consumo.
  • Calcular el potencial de ahorro de los diferentes supuestos para poder establecer la potencia y tarifas óptimas.
  • Realizar facturas y simulaciones automáticas con tarifas indexadas, a partir de los precios actualizados que publica el OMIE.
  • Obtener los datos de tu facturación de forma independiente para poder prever y cotejar los datos reales de las facturas que te llegan.
  • Conocer el coste real del kilovatio hora en base, no solo al término de energía, sino al total de términos que componen tus facturas. Hacer seguimiento de éste y otros indicadores económicos, lo que te permitirá repercutir costes, realizar benchmarking o personalizar tus reportes e informes.
  • Y además, obtendrás en cada factura recomendaciones personalizadas sobre cómo gestionar tus contratos para conseguir el mayor ahorro.

A partir de ahora, con las Facturas Inteligentes de SMARKIA, ya no tendrás dificultades para saber qué debes contratar para pagar lo mínimo. Ver más.

 

 

Inditex
CBRE
Repsol
Vestas
Central Lechera Asturiana