Energía 100% renovable

Las fuentes de energía renovables son limpias, inagotables, y cada vez más competitivas. Además, pueden aprovecharse en todo el mundo reduciendo la dependencia energética, y la producción energética no genera gases de efecto invernadero ni contaminantes. Por todo ello, la comunidad internacional ha comprendido la necesidad de apostar por estas nuevas fuentes de energía, lo que ha permitido crear un entorno político favorable para esta conversión hacia las renovables.

Además, el aumento de las energías renovables abarata el precio mayorista de la electricidad, bajando paroximadamente unos 0,4 euros por MWh. Es la única energía que permite que baje el precio en el mercado mayorista, ya que el aumento de cualquier otra fuente de energía repercute en los precios con aumentos de los mismos. Además, es una de las vías con las que mejor se puede combatir el cambio climático y los efectos devastadores como el calentamiento global y todo lo que ello conlleva.

Por ella, apostar por consumir en nuestra organización energía procedente de fuentes renovables, es una apuesta por la eficiencia energética y por el futuro sostenible del planeta.

Crecimiento de la energía renovable

La demanda energética en España creció un 0,8% el pasado año lo que supone unos 250,5 TWh, con un parque generador que reduce sus emisiones al descender la producción energética por medio del carbón prácticamente un 30%, estando el resto intacto a excepción de un leve incremento del 0,3% en el uso de sistemas fotovoltaicos de producción de energía.

En 2016 en España el 41,1% de la producción eléctrica peninsular procedió de energías renovables. Esto ha logrado que desciendan las emisiones de CO2 derivadas de la generación eléctrica en más de 10 millones de toneladas de CO2. Todo ello según el Avance del informe del sistema eléctrico español de 2016.

gestión de fuentes de energía renovables

La subasta de las renovables en España

En las próximas semanas tendrá lugar la próxima subasta de renovables. Esta subasta de 3.000MW no tendrá cupos específicos para las distintas tecnologías por lo que tendrán en cuenta los diferentes retornos de cada tecnología en función de las horas de funcionamiento. Tras esto, y una vez recibidas las autorizaciones, las instalaciones podrán estar listas y en funcionamiento en un plazo de entre 6 y 18 meses en función del tipo de instalación.

Crecimiento demanda energética mundial

La Iniciativa Energía Sostenible para Todos, marca que para el 2030 haya un acceso universal a la energía, porque actualmente unos 1.100 millones de personas (17% de la población mundial) no tienen acceso a la electricidad. Este incremento marcaría un importante aumento de la demanda energética y la necesidad de aumentar la eficiencia energética mundial para que este aumento de la energía no se traduzca en un aumento de las emisiones de gases contaminantes.

Por ello es muy importante que los avances tecnológicos en los elementos de generación de electricidad, y con ello, cambios en la estructura de producción, ya que esto representa una tercera parte del total de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. De manera que, si además se controla los niveles de contaminación, esto repercutirá en los costes que tienen para las organizaciones estas emisiones.

Las administraciones públicas se suman a la energía verde

En España, más de 700 municipios consumen energía 100% proviniente de energías renovables, es decir, tienen actualmente contratado su suministro eléctrico con comercializadoras certificadas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que acredita que la energía que suministran sea 100% verde, es decir, que provengan de fuentes de energía renovables. Algunos ejemplos son el Ayuntamiento de Madrid, el de Santiago, el de Cádiz o el de Barcelona.

Esta acción se suma a otras medidas que se van desarrollando para que las ciudades evolucionen hacia modelos más eficientes, con cero emisiones, como por ejemplo el uso de transporte público eficiente, el uso de autobuses eléctricos ya comienza a ser una realidad en ciudades como Valladolid, que dentro del proyecto Europeo Remourban para la eficiencia energética en las ciudades, ha incluido sus dos primeras líneas que funcionan con autobuses eléctricos. SMARKIA participa en este proyecto como plataforma de monitorización y gestión energética de las infraestructuras, de manera que puedan conocerse no solo los consumos y así reducirlos, sino que, además, permite medir el impacto de las medidas tomadas y trabajar por seguir mejorando en base a los datos que aporta la plataforma. Este proyecto actualmente se está llevando a cabo en Valladolid (España), Nottingham (Reino Unido) y Tepebasi (Turquía).

Holanda es otro ejemplo al respecto, ya que su red de ferrocarriles funciona ya con energía procedente unicamente de aerogeneradores, y cada hora de funcionamiento de los molinos sirve para que un tren recorra un recorrido de unos 200 kilómetros. Es muy importante mejorar la eficiencia energética en el sector del transporte, ya que es el mayor consumidor energético y el mayor emisor de gases contaminantes a la atmósfera.

Las empresas apuestan por las renovables

El pasado mes de diciembre Google anunció su compromiso a consumir energía 100% limpia a partir de 2017, y este es un avance muy importante, ya que aunque no se conocen cifras actuales, Google publicó en 2011 que era responsable del 0,01% del consumo eléctrico mundial. Hay que decir que el pasado año el 56 % de su consumo provino de fuentes de energía renovables proveniente en gran parte de sus propias plantas generadoras bajo la marca NEST.

Otras tecnológicas que obtienen buena parte de su consumo energético de fuentes de energía renovables son Facebook, que obtuvo en 2016 un 67% de su consumo, o Apple con el 83% de su consumo procedente de fuentes renovables, siendo por tercer año consecutivo la compañía tecnológica más respetuosa con el medio ambiente.

Más allá de las empresas tecnológicas, estos avances pueden darse en empresas de cualquier sector. Un ejemplo más próximo, es la cadena hotelera NH que tras abastecerse 100% de la energía eléctrica consumida procedente de fuentes renovables, ha logrado el certificado Verde de Viesgo.

Otros avances significativos, los momentos verdes

En 2016 comenzaron a sucederse los momentos verdes de distintos lugares, como las 107 horas durante las que Portugal pudo sostenerse únicamente con energía eléctrica proveniente de renovables. Superando considerablemente las 24 horas que logró Alemania de consumo energético verde unas semanas después. En el caso de localizaciones más pequeñas, encontramos a El Hierro, la más pequeña de las Islas Canarias, que ha logrado funcionar durante 76 horas únicamente con el viento y agua como fuentes energéticas, siendo casi el 45% de la demanda eléctrica diaria atendida con energía verde. Otra isla, pero en este caso en el Pacífico, Ta’u ha logrado ser independiente energéticamente mediante la energía solar, ahorrándose 375.000 litros de diésel al año.

Y un auténtico referente, que estuvo trescientos días en el 2015 consumiendo energía eléctrica proveniente de fuentes renovables es Costa Rica, que lleva desde el 17 de junio de 2016 sin utilizar hidrocarburos en el proceso de generación de energía eléctrica, lo que hizo un total de 271 días en todo el año.

Y es que para que estos hechos sean posibles, y que las energías renovables lleguen a sostener la demanda eléctrica mundial, es necesario una correcta utilización de la electricidad, consumiendo únicamente aquello que sea efectivamente necesario. Todos los días se dan importantes pérdidas energéticas, de manera que una gestión energética activa, mediante la monitorización y control de los consumos es muy importante. Contar con sistemas de gestión energética como SMARKIA en administraciones públicas, comunidades de vecinos, empresas u organizaciones permite monitorizar, controlar y optimizar los consumos llevando a cabo una gestión energética eficiente y logrando que solo se consuma lo que realmente se utiliza.

Inditex
CBRE
Repsol
Vestas
Central Lechera Asturiana