Día Mundial de la Eficiencia Energética

Hoy es 5 de marzo, Día Mundial de la Eficiencia Energética, y desde el equipo de SMARKIA queremos aportar nuestro granito de arena en el esfuerzo por cuidar nuestro planeta.

Por eso queremos hablar hoy de la importancia de utilizar tecnologías de la información (TI) respetuosas con el medio ambiente.

Todos sabemos que las TI juegan un papel cada vez más importante en la sociedad. Solo hay que fijarse en el número de hogares que actualmente cuentan con ordenador y acceso Internet y compararlo con los que disponían de ello a mediados o finales del siglo XX. O ver el número de trabajadores en una empresa de cualquier sector que utilizaban tecnologías de la información en aquellos años en comparación con los que lo hacen ahora.

Pero no podemos olvidar que las TI también contaminan. Gartner Consulting, una de las principales empresas asesoras y de investigación de TI, ha calculado que las emisiones de CO2 de TI equivalen, a nivel global, al total producido por la industria aeronáutica, que se considera responsable del 2% de las emisiones totales de CO2. En los años venideros, el impacto medioambiental de TI será cada más significativo en la agenda climática global.

Aunque el aumento del uso de los productos de TI tiene consecuencias medioambientales negativas, las posibilidades de efectos positivos son muy superiores. TI es la clave de desarrollo de soluciones inteligentes que reduzcan el consumo de energía en hogares y en la producción de bienes y servicios, lo que contribuye de forma activa a la limitación de las emisiones totales de CO2.

Las TI tienen el potencial de reducir el consumo de energía y optimizar la utilización de recursos. Algunas de las tecnologías clasificadas como verdes, debido a que contribuyen a la reducción en el consumo de energía o emisión de dióxido de carbono, son: la computación grid, la virtualización en centros de datos, el teletrabajo y el cloud computing.

Así pues, los equipos de TI modernos permiten celebrar reuniones virtuales, por lo que no es necesario volar ni desplazarse de ninguna otra forma. De igual manera, las oficinas en el hogar permiten trabajar en casa, lo que ahorra en transporte.

Así que las tecnologías de la información no pueden quedar ajenas a la preocupación actual por la escasez de energía, el calentamiento global y el efecto invernadero. Todos los agentes involucrados en su desarrollo, implantación o utilización deben hacer todos los esfuerzos posibles para mitigar el impacto que se tiene en el medio ambiente.

eficiencia energética SMARKIA

Desde SMARKIA, trabajamos con este compromiso, y basamos nuestro trabajo en ofrecer herramientas TI respetuosas con el planeta.

Por un lado basamos nuestra tecnología en Cloud Computing. Se ha comprobado que las empresas que utilizan Cloud reducen tanto su consumo de energía (y costes) así como el dióxido de carbono que emiten a la atmósfera alrededor de un 85%. ¿Las razones? Porque prescinden de los servidores que antes tenían alojados en sus instalaciones y que suponían un gran consumo.

Además de los beneficios del Cloud, nuestra labor repercute directamente en el cuidado del medio ambiente. Nuestra razón de ser, nuestra plataforma SMARKIA, está concebida como un conjunto de herramientas relacionadas con la eficiencia energética, destinadas a reducir la utilización de energías contaminantes y su impacto medioambiental.

De esta forma queremos contribuir con nuestro trabajo a los fines de aquella primera Conferencia Mundial de Eficiencia Energética que se celebró en Austria el 5 de marzo de 1998, y que dio lugar a que desde entonces, hoy se celebre el Día Mundial de la Eficiencia Energética.

 

 

 

 

Inditex
CBRE
Repsol
Vestas
Central Lechera Asturiana