¿Cómo medir el ahorro energético de forma fiable?

Las empresas de servicios energéticos (ESEs o ESCOs en inglés) proporcionan servicios de mejora de la eficiencia energética en las instalaciones condicionando sus beneficios (en parte o totalmente) a la obtención de ahorros energéticos.

De esta forma el cliente tiene la posibilidad de conseguir un beneficio económico a través de la optimización de su consumo energético sin riesgo y sin realizar ninguna inversión en la mejora de las infraestructuras energéticas.

Es evidente que, si el pago de los servicios se basa en los ahorros obtenidos, es necesario contar con métodos y herramientas que permitan establecer los objetivos de mejora fijados y medir la marcha de los mismos.

  • Es lo que se llama Medida y Verificación o M&V (proceso que consiste en utilizar la medida para el establecimiento de forma fiable del ahorro real generado en una instalación), y es imprescindible para fundamentar los contratos de servicios energéticos sobre una base de confianza.

Hay que tener en cuenta que el ahorro representa la energía que no se consume, por lo que no se puede medir directamente, sino a través de la comparación del consumo energético antes y después de implementar el proyecto de mejora.

Pongamos el ejemplo de una organización industrial que pone en marcha una serie de medidas de ahorro energético y se dispone a medir la eficacia de las mismas comparando su consumo actual con el del periodo anterior. Sin embargo, las mejoras coinciden en el tiempo con una disminución significativa de la producción que afecta también a la cantidad de energía consumida. ¿Comparar el consumo actual con el del periodo anterior va a permitir conocer los ahorros y eficacia de los planes de ahorro implementados? ¿Cómo sabemos qué parte de la disminución del consumo se debe a las mejoras y qué parte a la bajada del nivel de producción?

Con este ejemplo se pone de manifiesto que aplicar procesos de M&V no es tan sencillo. No basta con medir y comparar consumos, sino que es necesario realizar una serie de ajustes para que las situaciones de antes y después sean equiparables y se puedan comparar:

Plan M&V

 

Así que, para poder realizar una buena práctica de M&V es preciso hacer uso de protocolos reconocidos internacionalmente, que aseguren un proceso de medida y verificación fiable, objetivo y técnicamente riguroso.

IPMVP establece un marco de trabajo para evaluar el ahorro en el consumo de energía y ofrece una guía para desarrollar planes de M&V fiables, ya que está basado en las mejores prácticas disponibles sobre medida y verificación relacionada con proyectos de eficiencia energética, eficiencia en uso de agua y energías renovables.

La utilización de estos protocolos sirve como garantía, tanto para el cliente como para el proveedor de las mejoras de ahorro energético, así como para las instituciones financieras implicadas. Proporcionan métodos objetivos de medida y justificación de ahorros que evitan posibles conflictos entre las partes.

En relación a las ESES todo esto tiene una importancia manifiesta. Sin embargo, son herramientas muy útiles también para el caso de comercializadoras y distribuidoras de energía, industrias en general, administraciones públicas, entidades financieras y cualquier otra organización que pretenda beneficiarse de M&V para valorar y mejorar el rendimiento de sus instalaciones e inversiones:

Ventajas aplicación M&V según IPMVP

Normalmente un proceso de M&V implica el desarrollo de un conjunto de actividades:

  • Instalación, calibración y mantenimiento de los equipos de medida.
  • Recopilación y análisis de datos.
  • Desarrollo  de  un  método de cálculo del ahorro y de las estimaciones adecuadas.
  • Realización de cálculos con las lecturas obtenidas.
  • Elaboración de informes y, en su caso, verificación de los mismos por terceras partes.

 

Como podrá comprobar en nuestro próximo post, con SMARKIA dispondrá de todo lo necesario para llevar a cabo todo este proceso de forma sencilla, asegurando el total cumplimiento del protocolo líder en medida y verificación, IPMVP. Pero si quiere saber ya cómo su empresa puede beneficiarse de las prácticas M&V, póngase en contacto con nosotros ahora.

 

Inditex
CBRE
Repsol
Vestas
Central Lechera Asturiana