Beneficios de aplicar ISO 50001

Los beneficios que aporta la implantación de un sistema de gestión energética basado en ISO 50001 van desde los económicos, hasta los medioambientales, de imagen o relacionados con la responsabilidad social corporativa:

Beneficios implantación Gestor Énergtico

 

Para hablar de ello, hemos traído hoy un estudio real realizado sobre empresas que han aplicado la ISO 50001 como base de su sistema de gestión energética:

El Departamento de Energía (DOE) de los Estados Unidos, en colaboración con el Consejo estadounidense para la Fabricación con Eficiencia Energética (U.S. CEEM),  ha desarrollado un certificado de rendimiento energético llamado SEP (Superior Energy Performance) que se otorga a aquellas instalaciones industriales que demuestran ante un tercera parte, acreditada para la certificación, que han implantado un sistema de gestión energética basado en ISO 50001 y que han alcanzado unos determinados niveles de mejora del desempeño energético.

El programa de certificación se lleva probando durante varios años en industrias de diversa índole, comprobando los resultados alcanzados. El pasado mes de julio de 2013 se realizó un estudio sobre los datos de nueve instalaciones industriales certificadas según este programa, para validación del mismo. Las nueve instalaciones abarcan una gran variedad de sectores industriales, y tienen líneas base de consumo de niveles muy distintos. Los resultados del estudio fueron:

1.     Aumento de la proporción mejoras operativas/mejoras ligadas a inversión:

Se constató que, después de la participación en el programa SEP, la proporción entre el ahorro energético conseguido gracias a acciones de mejora del desempeño energético operativas (aquellas basadas simplemente en modificar el patrón de operación de las instalaciones) y acciones de mejora ligadas a inversión (aquellas que requieren de una inversión previa) aumentó considerablemente.

Antes de participar en el programa, la proporción media entre los proyectos de inversión y los operativos era de 64/36 pasando a 74/26 después de la implementación de la ISO 50001. 

Ahorro ISO 50001

Distribución del tipo de proyectos de mejora del desempeño energético antes y después de la implementación de ISO 50001

Todos y cada uno de los nueve centros llevaron a cabo acciones de mejora operativas, e incluso, tres de ellos, alcanzaron la certificación SEP mediante la implementación exclusivamente de acciones de este tipo. Sólo un centro obtuvo más del 50% de sus ahorros de energía a partir de acciones de inversión (66%).

Todas las empresas declararon que la implantación de la ISO 50001 ayudó a identificar acciones de mejora operacionales que anteriormente habían pasado desapercibidas.

2.     Aumento del ahorro energético frente al consumo de base:

El gráfico siguiente representa el ahorro medio de energía en % al trimestre en relación al consumo de base medio para el conjunto de las nueve instalaciones. 

Evolución Ahoroo Gestor Energético

La implantación de ISO 50001 se realizó de forma simultánea en los 9 centros, cuyo comienzo se representa mediante la línea roja que divide la gráfica en dos zonas: la zona BAU (Business-As-Usual) a la izquierda, que representa los ahorros conseguidos por métodos tradicionales, y la zona SEP a la derecha, que representa los ahorros tras iniciarse el programa e implantar ISO 50001.

Durante el primer trimestre de la zona SEP, T1, tiene lugar el primer entrenamiento de los centros en el programa, prolongándose la implantación de sus sistemas de gestión energética durante todo el primer año (T1 a T4).

En los trimestres de la zona BAU (-T4 a -T1) el porcentaje de ahorro medio frente al consumo de base se sitúa en el 3,6 %. Vemos que en la zona SEP aumenta, situándose en una media del 7,4 % para los cuatro primeros trimestres (T1 a T4), que pasa al 13,7 % en los 2 últimos (T5 y T6).

El salto de porcentaje del primer año SEP al segundo coincide con el momento en que se puede decir que los centros han completado la implantación de sus sistemas de gestión energética ISO 50001. Por otro lado, es lógico que durante el primer trimestre (T1) los ahorros sean similares a los de la zona BAU, ya que no se ha llegado aún a la fase de implantación de los sistemas de gestión en la que se detectan y ponen en marcha oportunidades de mejora.

Teniendo en cuenta que parte del ahorro post-SEP puede deberse a acciones de mejora ejecutadas en fase pre-SEP, se decide restar a los porcentajes de ahorro de la zona SEP indicados anteriormente, los porcentajes de ahorro asignados a la zona BAU.

Pasando así a un ahorro medio al trimestre del 3,8 % en el primer año (T1 a T4) y del 10,1 % en el primer semestre del segundo año (T5 y T6), porcentajes atribuibles en su totalidad al SEP y la implantación de ISO 50001. Se estiman ahorros aún más elevados cuando los sistemas tengan un grado de madurez mayor.

 

3.     Beneficios cualitativos:

Además de los beneficios anteriores, todos los centros indicaron que habían percibido otros beneficios, más difícilmente cuantificables. Los beneficios percibidos variaron de unos centros a otros pero surgieron varios temas comunes:

Las empresas a menudo eran capaces de detectar oportunidades de mejora del desempeño que antes habían pasado por alto, especialmente acciones de bajo coste, a la vez que vieron mejorar los procesos de comunicación interna en relación a la importancia de la implicación en la mejora continua.

Gracias a la verificación y certificación externa, la alta dirección de las empresas ganó confianza en los resultados de la mejora del desempeño energético, lo que condujo a una mayor disposición para invertir en nuevas acciones de mejora.

La certificación de terceros dio credibilidad a la demanda global de ahorro energético e hizo conocer a la comunidad local los esfuerzos en pro de la sostenibilidad.

 

Descubre cómo automatizar la norma con SMARKIA 50001

Inditex
CBRE
Repsol
Vestas
Central Lechera Asturiana